Por: Kir Ortiz

Se confirma la existencia de grandes cantidades de agua en el polo norte del satélite. Ya se había determinado que la superficie lunar contenía este líquido vital para la vida pero no se sabía en qué cantidad. Ahora podemos afirmar que hay hielo depositado en varios cráteres que podrían sumar, como mínimo, 600 toneladas métricas de agua. Las bases para la conquista de la Luna están listas. Es cuestión de tiempo que acabemos allí de forma permanente.

La sonda india Chandrayaan 1 se hizo famosa por ser la primera en descubrir agua en nuestro satélite. Además de permitir inducir la existencia de gran cantidad de ella, también se descubrió el proceso por el cuál sigue generándose el líquido elemento. Esta información no había sido concretada hasta ahora, que los científicos de la NASA han analizado los datos aportados por la sonda y han llegado a una impactante conclusión: Existen al menos 600 millones de toneladas métricas de hielo distribuidas por unos 40 cráteres situados en el polo norte de la Luna. Los diámetros de dichas formaciones oscilan entre los 2 y los 15 kilómetros y en ellos se encuentra el agua congelada que tanto tiempo llevan buscando los científicos.

Mapa de los cráteres con el hielo en su interior, todos en el polo norte lunar

Paul Spudis, investigador principal del radar MiniSAR, el instrumento clave que
transportaba la nave india para dar con el agua, se mostraba muy contento con el hallazgo. «El cuadro que aparece tras múltiples medidas y tomas de datos de los instrumentos de las misiones lunares indica que la creación, migración, deposición y retención de agua es algo que está ocurriendo en la Luna».

Y concluye con una esperanzadora idea. «Los nuevos descubrimientos muestran que la Luna es un destino mucho más interesante desde el punto de vista científico, de exploración y como destino operativo de lo que se había creído hasta ahora».

El agua encontrada permitirá grandes misiones en la Luna

El hecho de que exista agua en la Luna no es tan importante como que se halle en cantidad suficiente como para dar abasto a gran número de personas. Hace pocos meses se sabía que la superficie del satélite contenía agua pero apenas en cantidades significativas aunque se esperaba que hubiera mucha más cantidad. Una vez estudiados los datos, pueden afirmar que en esos 40 cráteres se encuentran toneladas y toneladas de hielo, listo para ser aprovechado por las futuras misiones de investigación y, quien sabe, por las próximas generaciones de colonos espaciales.

Extraido de NeoTeo