Los 3 proyectos espaciales de la ESA

Por: Kir Ortiz

Detectar energía oscura, observar el Sol y buscar planetas habitables. Estos son los tres sueños que la Agencia Espacial Europea pretende convertir en realidad pronto. Cada uno de ellos, bautizado con un sugerente nombre, intentará ampliar el conocimiento científico sobre el cosmos, sus orígenes y sus posibilidades de vida. El viejo continente no quiere quedarse atrás en la carrera espacial y ofrece sus recursos para alcanzar al menos dos de estas tres posibles misiones ¿Cuáles te parecen a tí más interesantes para escoger si tuvieras que descartar una de ellas?

No sólo de misiones espaciales de la NASA vive el hombre. Los europeos también quieren contribuir a responder las viejas y fascinantes preguntas que todos nos hacemos. Para ello, El Comité para el Programa Científico (SPC) de la ESA aprobó el 18 de febrero los proyectos ‘Euclid’, ‘Solar Orbiter’ y ‘PLAnetary Transits and Oscillations of stars(PLATO) para pasar a la fase de definición y decidir qué dos misiones serán finalmente implementadas.

Estas tres misiones son las finalistas de un total de 52 propuestas presentadas hasta 2007, que se redujeron a seis en 2008 y, una vez revisadas por la industria aeroespacial, ahora han quedado la mitad. “Ha sido un proceso de selección muy difícil. Todas las misiones contenían unas propuestas científicas muy potentes”, explica Lennart Nordh, miembro de la Comisión Nacional Sueca para el Espacio y presidente del SPC. La decisión final se tomará una vez que terminen las actividades de la fase de definición, lo que está previsto suceda a mediados de 2011.

La agencia espacial europea lanzará dos importantes misiones en 2017

Euclid (Euclides) se encargará de cartografíar las galaxias y su distribución por el Universo, con la intención de desvelar el misterio de la energía y materia oscura, esos escurridizos constructos teóricos que no pueden ser vistos ni tocados ni medidos, y sin embargo, pueden tener un valor fundamental para entender cómo es realmente la estructura del cosmos y todo lo que existe en él. Estos dos entes “oscuros” no se pueden observar pero sus efectos sobre la materia sí, por tanto, una investigación exhaustiva sobre la ubicación de los cuerpos celestes y su velocidad podría explicar definitivamente como funcionan las cosas. Dispone de un telescopio Korsh de 1.2 metros y también detecta infrarrojos de campo cercano. Su vida útil se planea para 5 años.

Euclid se encargará de cartografíar el universo en busca de energía y materia oscura

Solar Orbiter (Orbitador Solar) observará nuestro Sol acercándose todo lo que permite la tecnología actual, hasta una distancia de tan sólo 62 radios solares, recórd absoluto de cercanía. Esta misión proporcionará nuevos datos e imágenes de una resolución sin precedentes, incluidas las vistas de las regiones polares del Sol y de su cara opuesta, que no es visible desde la Tierra. Será capaz de captar tanto luz visible como rayos ultravioleta extremos y rayos X. Su vida se estima en 6 años de funcionamiento. Solar Orbiter coordinará su misión científica con la NASA (Solar Probe Plus) dentro del programa HELEX  para optimizar el envío de los máximos datos científicos posibles que ayuden a comprender el funcionamiento de nuestra estrella.

Solar Orbiter se acercará al Sol hasta quemarse las pestañas para fotografiar sus recónditos secretos

PLATO (Platón) tratará de responder a una de las cuestiones más antiguas de la ciencia: la existencia de planetas habitables que giran alrededor de estrellas diferentes al Sol. Para ello buscará planetas de características similares a las de la Tierra en la zona habitable de las estrellas, los conocidos como “Análogos Terrestres”. Además, PLATO estudiará el interior de estas estrellas analizando las emisiones gaseosas que emanan de sus superficies. Detectará sólo la luz visible pero su conjunto de lentes alcanzará una precisión del 1% en el cálculo de la masa y el radio de los planetas observados. Su vida también alcanzará los 6 años.

PLATO buscará planetas parecidos a la Tierra

De estas tres finalistas, sólo pueden quedar dos misiones definitivas, que serán lanzadas en el año 2017 ¿Cuales te parecen más interesantes para gastarse el dinero del contribuyente? ¿Descartamos la búsqueda de planetas habitables, si total no vamos a encontrar nada más grande que una bacteria(¿o sí?)? ¿Descabalgamos el estudio de la energía y materia oscura, si de todas formas tampoco nos va a permitir realizar grandes aprovechamientos prácticos (¿o sí?) ? ¿Olvidamos la misión hasta el Sol si de todos modos unas fotos de alta resolución no solventarán el problema del calentamiento global(¿o sí?) ? ¿Cuál eliminamos?.

Extraido de: NeoTeo