Por: Ariel Palazzesi

Luego de esperar algunas semanas por los resultados definitivos del “experimento LCROSS”, la NASA ha confirmado que han encontrado “una cantidad significativa de agua en la Luna”. Parece que, finalmente, el castañazo que se pegó la sonda en el cráter Cabeus dió sus frutos, y que como resultado del impacto estamos en condiciones de afirmar que hay agua en nuestro satélite.

Sin dudas, son buenas noticias: los científicos de la NASA confirmaron que la sonda LCROSS, enviada por la Agencia Espacial estadounidense (NASA) a la Luna y que terminó su misión estrellándose sobre ella, “halló una cantidad significativa de agua en el satélite terrestre”. Anthony Colaprete, investigador principal de NASA, brindó una conferencia de prensa en la que confirmó lo que ya se rumoreaba en los círculos científicos. “En efecto, sí, hemos encontrado agua en la Luna”, fueron sus palabras.

La cantidad de agua podría constituir “una reserva récord dentro del sistema solar.”

El nueve de octubre pasado se produjo el impacto de la sonda LCROSS contra un cráter típico de la superficie lunar,  conocido como Cabeus, con la finalidad de crear una pluma de polvo lunar que permitiese a los especialistas analizar el contenido de agua que podría tener la superficie de la Luna. Luego de analizar los resultados durante más de un mes, los científicos de la NASA pueden afirmar que dentro del cráter en cuestión existen “cantidades significativas” de agua. Concretamente, se estima que existen unos 90 litros de agua en el cráter elegido para el castañazo.

Estos resultados, y a pesar de lo poco que puedan parecer 90 litros de agua, suponen una excelente noticia. Significa, ni más ni menos, que los futuros exploradores podrían establecer una base permanente en la Luna sin preocuparse por el transporte de agua desde la Tierra. Los científicos creen que la cantidad de agua, en forma de hielo y que se ha ido acumulado durante miles de millones de años, constituye “una reserva récord dentro del sistema solar.” según Peter H. Schultz, un profesor de ciencias geológicas en la Brown University que participó de los resultados obtenidos durante la misión, “tenemos algo más que olor,” la existencia de agua en la Luna “se demostró con este impacto”. Sin dudas, es una muy buena noticia.

Extraido de NeoTeo