OBSERVATORIO PARANAL

  • Historia
  • Una máquina de ciencias
  • Óptica activa y óptica adaptativa
  • El Interferómetro del VLT
  • Instrumentos y Descrubrimientos del VLT/VLTI
  • Visitas a Paranal
  • Visitas Medios de Comunicación
  • Plataforma Observatorio Paranal

    El Very Large Telescope (VLT) de ESO en Cerro Paranal (II Región de Chile), es el complejo astronómico más poderoso y avanzado del planeta.

    Este observatorio cuenta con cuatro telescopios reflectantes, de 8,2 metros de diámetro, que pueden ser utilizados individualmente para observar objetos 4 mil millones de veces más débiles de lo que podemos ver a simple vista. El VLT cuenta también con tres Telescopios Auxiliares móviles, de 1,8 metros de diámetro, que pueden desplazarse a lo largo de la plataforma sobre rieles.

    El cielo nocturno en Paranal


    El Very Large Telescope (VLT) de ESO en Cerro Paranal (II Región de Chile), es el complejo astronómico más poderoso y avanzado del planeta.

    La capacidad de combinar la luz de sus telescopios -tanto los grandes como los pequeños- se llama “interferometría” y le permite al VLT simular la potencia de un espejo de 16 metros de diámetro y la resolución de un telescopio de 200 metros, lo que en teoría permite distinguir un astronauta en la Luna.

    Observaciones de prueba han mostrado una gran estabilidad atmosférica en Paranal, lo que permite imágenes de extraordinaria nitidez. La casi nula presencia de vapor de agua en el aire incrementa en gran medida la transparencia atmosférica en longitudes de onda infrarrojas. Paranal es el mejor sitio conocido para un observatorio astronómico en el hemisferio sur.

    ORIGEN: Sitio Oficial

    Óptica activa y óptica adaptativa

    La principal característica de VLT es su revolucionario diseño óptico.

    Para evitar que el espejo primario se deforme producto de la fuerza de gravedad, el VLT cuenta con un sistema de

    óptica activa que permite mantener la forma óptima del espejo en todo momento. Para esto se construyó una celda bajo el espejo, compuesta por 150 actuadores (un tipo muy sofisticado de pistones) que sostienen el espejo y que van corrigiendo su posición en forma sincronizada gracias a un complicado software. Mediante presión, estos actuadores van deformando distintas zonas del espejo para mantener la concavidad necesaria.

    Óptica activa


    La
    óptica adaptiva es otra tecnología revolucionaria que permite corregir la interferencia producida por la atmósfera. Cuando la luz atraviesa la atmósfera se dispersa, lo que afecta la resolución de las imágenes obtenidas con los telescopios terrestres. Gracias a la óptica adaptativa, algunos instrumentos del VLT son capaces de compensar esta distorsión, obteniendo una resolución similar a la que tendría si estuviera en el espacio.

    Óptica adaptiva

    El Interferómetro del VLT

    Líneas de retardo

    Los astrónomos siempre están buscando mejorar la sensibilidad y la resolución de sus observaciones, con el objetivo de ver con la mayor nitidez posible los lugares más lejanos del universo.

    Una de las características más fascinantes de VLT es la posibilidad de usarlo como un interferómetro gigante. El Interferómetro del VLT (VLTI), con sus 4 telescopios de 8.2 metros de diámetro y sus telescopios auxiliares de 1.8 metros, es el complejo interferométrico más sensible en el mundo, con una resolución espacial equivalente a la de un telescopio de 200 metros de diámetro, cubriendo la superficie total de la plataforma de Cerro Paranal.

    Distancia que recorre la luz hasta llegar a dos telescopios
    Para hacer interferometría, la luz de los distintos telescopios viaja por túneles subterráneos hasta el laboratorio de Interferometría donde se combinan los haces de luz.


    Cuando se observa en el modo interferométrico, la luz de los telescopios se dirige en forma de rayos colimados hacia un túnel subterráneo. Para asegurar que todos los haces de luz que se van a combinar haya recorrido la misma distancia se utilizan las líneas de retardo. Estas líneas posee espejos móviles que permiten que un haz de luz rebote y espere hasta el momento exacto en será combinado con los otros.

    Con una precisión de nanosegundos, la luz de los distintos telescopios es redirigida hacia el instrumento donde finalmente ocurre la detección de la interferencia.

    Se espera que el Interferómetro del VLT expanda enormemente el conocimiento del universo, con avances significativos en la detección directa de planetas alrededor de estrellas cercanas y en la observación de agujeros negros en el núcleo de galaxias activas.

    Los telescopios auxiliares -de 1,8 metros- sirven para hacer interferometría.