Por: Ariel Palazzesi

En las últimas horas la sonda Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), que llegó el 23 de junio a la órbita lunar, comenzó a enviar excelentes imágenes de nuestro satélite natural. La NASA ha puesto las fotografías a disposición del público en su Web, por lo que ya podemos disfrutar de vistas increíbles de la región del “Mare Nubium” (Mar de las Nubes), ubicado sobre el “lado oscuro” de la Luna, al sureste del Océano de las Tempestades.

El vehículo robótico que la NASA envió a la Luna hace un par de semanas, para buscar los sitios más interesantes para el próximo descenso del Hombre en su superficie, ya se encuentra listo para comenzar a trabajar. De hecho, las dos cámaras de muy alta resolución instaladas a bordo del Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) “fueron activadas el martes pasado y funcionan perfectamente”, según ha informado la NASA. Como parte de las rutinas de comprobación de sus sistemas, la LRO ha comenzado a enviar algunas imágenes de prueba, que la agencia espacial estadounidense ha distribuido a través de su Web.

LRO ha comenzado a enviar algunas imágenes de prueba.

Estas primeras fotografías corresponden a una zona que se encuentra prácticamente sobre la frontera que separa la parte visible de la cara oculta de la Luna. Mark Robinson, un científico de la Universidad Estatal de Arizona, que se encuentra a cargo del control de la cámara gran angular de alta definición del LRO, aclara que “debido a las sombras, la topografía se ve exagerada”, pero que en realidad se trata de una region no muy diferente a la que recorrieron los astronautas de la cápsula Apolo 16 durante su misión a la Luna en 1972.

Además de ayudar a identificar los mejores sitios de descenso para las futuras misiones tripuladas a la Luna, el Lunar Reconnaissance Orbiter proporcionará datos indispensables para ubicar recursos naturales que puedan ser útiles para apoyar una presencia prolongada del hombre en la Luna. LRO también analizará el contenido de radiación de cada rincón de la Luna. En este momento y ajustándose al plan previsto, la sonda ha comenzado a activar sus otros seis instrumentos, uno de los cuales es el encargado de detectar la presencia de depósitos de hidrógeno en zonas que podrían albergar agua congelada.

LRO proporcionará datos indispensables para ubicar recursos naturales.

Las dos máquinas fotográficas de la LRO han funcionado como se esperaba, por lo que “en las próximas horas comenzarán su misión”, asegura Robinson. El  Lunar Reconnaissance Orbiter sobrevuela la Luna a baja altura -comprendida entre las 19 y 31 millas (31 y 49 kilómetros)- por lo que sus cámaras podrán tomar fotografías con una resolución sin precedentes.