LA CALIDAD DEL CIELO ES IMPORTANTE

Las condiciones del cielo pueden tener gran incidencia al observar los astros y pueden ser un problema grave cuando se planifican investigacio­nes astronómicas. En primer lugar, el tiempo atmosférico puede determinar que muchas noches de observación deban suspenderse porque el cielo permanece nublado varios días al año. Otro factor de gran incidencia es la presencia de agentes contaminantes en el aire, como pequeñas partículas de polvo o una gran difusión de luz artificial.

Se denominanagentes contaminantesa aquellas sustancias o forma de energía que se encuentran en el aire en niveles de concentración más ele­vados que en situaciones normales. Básicamente, en las observaciones as­tronómicas influye la contaminación producida por losaerosoles,elpolvo atmosféricoy lacontaminación lumínica.

Los aerosoles son partículas muy pequeñas en estado líquido o sólido que pueden permanecer semanas en suspensión y expandirse rápidamente por la atmósfera: gotas de agua (humedad), ácidos, hollín, etc. Las partículas de polvo tienen un tamaño mayor al de los aerosoles y están constituidas por materia en estado sólido suspendidas en el aire: ceniza volcánica, polvo del suelo, polen, etc.

Se denomina contaminación lumínica al brillo o resplandor de luz en el cielo nocturno producido por la difusión de luz artificial en el aire. Como consecuencia de ello, en las ciudades o centros muy poblados se observa una claridad difusa en el cielo nocturno que permite ver solo las estrellas más brillantes, porque se pierde el fondo oscuro sobre el que contrastan los astros menos brillantes.

Con el fin de evitar los perjuicios de los distintos agentes contaminantes y obtener mejores resultados en las observaciones astronómicas, éstas deben planificarse en el campo, lejos de la luz de las zonas urbanas y de ser posible, a gran altura sobre el nivel del mar. Por ello, los grandes observato­rios que se construyen en la superficie terrestre se encuentran en regiones del planeta que son muy secas, con una alta probabilidad de contar con casi la totalidad de las noches del año con cielo despejado y en la cima de las montañas para evitar la capa de polvo atmosférico que se sitúa muy cerca de la superficie terrestre.

Estas razones han determinado que, en los últimos años, la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) instalaran sus mayores observatorios astronómicos en las montañas del desierto de Atacama, en Chile. Y de­terminaron, además, que la NASA, instalara varios observatorios espa­ciales.

La visión de un cielo nocturno estrellado es posible porque nuestra at­mósfera es transparente a la luz visible. Existen cuerpos en el Universo que emiten otras radiaciones, como ultravioleta, infrarrojo, rayosX;que tam­bién llegan hasta la Tierra, pero no alcanzan la superficie terrestre porque son absorbidas o reflejadas por la atmósfera.

Mapa de contaminación lumínica mundial

Mapa de contaminación lumínica mundial

Se denominaventana atmosféricaa la propiedad de la atmósfera te­rrestre de ser transparente a determinadas radiaciones que llegan desde el espacio exterior, a la vez que impide el paso de otras radiaciones hasta la superficie.

ESPECTRO ELECTROMAGNETICO

La luz visible es una pequeña porción delespectro electromagnético.De­nominamos espectro electromagnético al conjunto de radiaciones que se origina principalmente en las estrellas y que viaja en el vacío a una veloci­dad aproximada de 300.000 km/s.

Además de la luz visible, el espectro electromagnético se compone por otras radiaciones que se denominaninfrarrojosyondas de radio.Las ondas de radio son las radiaciones de mayor longitud de onda conocida y se pue­den dividir en microondas y ondas de radio propiamente dichas. Las ondas de radio pueden tener decenas de metros de longitud de onda.

Las radiaciones que tienen menor longitud de onda que el violeta se denominanultravioleta, rayos equisyrayos gamma.Éstos últimos repre­sentan la radiación de menor longitud de onda de todo el espectro elec­tromagnético.

La atmósfera es transparente a algunasradiaciones

La luz visible, una porción de las radiaciones infrarroja y la mayoría de las ondas de radio atraviesan la atmósfera hasta llegar a la superficie, sin ser reflejadas o absorbidas por ésta.

El vapor de agua y el dióxido de carbono presentes en la atmósfera, ab­sorben la mayor parte de la radiación infrarroja. La radiación ultravioleta es absorbida en la capa de ozono, mientras que los rayos gamma y los equis son absorbidos por las moléculas de nitrógeno y de oxígeno que constitu­yen nuestra atmósfera.

El estudio de la luz, o radiación electromagnética, emitida por los astros posibilita una mejor comprensión del Universo. Para realizar observaciones en las diferentes radiaciones del espectro electromagnético, la NASA instalóuna serie de observatorios espaciales que giran alrededor de la Tie­rra, por fuera de la atmósfera.

La ventana en la luz visible, también llamadaventana óptica,ha permiti­do que los astrónomos estudien los astros en luz visible desde la superficie de la Tierra. Por ello, se instalaron grandes telescopios ópticos sobre la superficie terrestre con el fin de captar la débil luz de astros muy le­janos.

La ventana en la región de las ondas de radio desarrollólaradio­astronomía.La construcción de grandes radiotelescopios permitió el estudio del Universo a través de las ondas de radio, radiación que no se percibe con el ojo humano ni con los telescopios ópticos.

Existe un rango muy estrecho de radiación infrarroja que no es absorbida en la atmósfera. Esta pe­queña ventana posibilitó el estudio del Universo con la construcción de telescopios infrarrojos en la superficie terrestre. Estos instrumentos suelen instalarse a gran altura y en regiones muy secas, para minimizar el espesor de la atmósfera que la radiación debe cruzar y evitar así, la absorción por parte del vapor de agua. Además, se han hecho importantes descubrimientos colocando detectores infrarrojos en cohetes, globos aerostáticos, aviones y satélites.