Una radiografía de la Tierra: la estructura interna

La estructura de las capas que forman la Tierra se puede analizar desde dos puntos de vista diferentes:

según su composición química o según sus propiedades físicas.

Tanto el criterio químico como el físico coinciden en ubicar el núcleo en el centro de la Tierra.


Estructura interna de la Tierra según su composición química

Corteza. Capa más externa de la Tierra. Su grosor respecto del resto del planeta es comparable al de la cascara de una manzana respecto del fruto. En la corteza se encuentran, además de oxígeno y silicio, metales livianos, como aluminio, sodio, potasio y calcio, que la hacen una capa liviana y poco densa. Manto. Capa ancha de rocas densas y pesadas. Se extiende hasta 2.900 km de profundidad. Puede ser dividido en dos grandes partes: el manto inferior -más denso, por la presencia de hierro y magnesio- y el manto superior -menos denso, por tener menores porcentajes de esos elementos-. El mayor peso del manto, comparado con el de la corteza, se debe a que, además de silicio y oxígeno, cuenta con grandes cantidades de hierro y magnesio. Núcleo. Centro de la Tierra, mucho más denso aún que el manto y la corteza, porque está compuesto por hierro y níquel. En el núcleo externo abundan hierro y níquel, y en el núcleo interno, sólo hierro.

Estructura interna de la Tierra según sus propiedades físicas

Litosfera. Capa más externa, de roca rígida y quebradiza, que abarca tanto la corteza como la parte más externa del manto. Astenosfera. Capa blanda, de roca semifundida a causa de las altas temperaturas (alrededor de 1.400 °C), mucho mayores que las de la litosfera. Podríamos imaginarla como una especie de melaza sobre la cual flotan y se desplazan lentamente los fragmentos de litosfera, fría, rígida y quebradiza. Mesosfera. Capa de consistencia algo más rígida que la astenosfera. Núcleo. Tiene las mismas características que las señaladas respecto de la composición química.

El desplazamiento de la litosfera sobre la astenosfera es un fenómeno de importancia para comprender muchísimos procesos que afectan a nuestro planeta, como el movimiento de los continentes, la producción de sismos, la formación de los volcanes y de las cadenas montañosas y la creación de una litosfera oceánica nueva.

  • Para bajar el material en formato PDF haga click aquí